Lo que no sabes, qué saben los grandes sitios de ti

0 26

Lo que internet te oculta
Eli Pariser dejó su marca en internet como director ejecutivo de MoveOn.org, el grupo liberal que pudo haber sido el primero que convirtió la red en una herramienta para las acciones masivas políticas.
Pero ahora lo que le preocupa es que internet se haya vuelto muy polarizada, tanto en cuestiones políticas como en otros temas, debido a las herramientas utilizadas por algunos de los principales nombres en los campos de la tecnología y las redes y medios sociales.
Su nuevo libro El filtro de burbujas: lo que internet te oculta, detalla la forma en que Facebook, Google, AOL y muchos otros ejes de la red personalizan la web para sus usuarios.
La meta manifiesta es facilitar a los usuarios de la red encontrar lo que les interesa en línea. (Y, por supuesto, facilitar a los anunciantes ofrecerte productos que muy probablemente comprarías).
Pero el resultado final, dice Pariser, es una silenciosa y sutil burbuja que aísla a los usuarios y les bloquea nuevos descubrimientos y opiniones por no responder a sus intereses y gustos habituales.
Pariser renunció como jefe de Move.org en 2008 pero sigue presidiendo el consejo de administración del grupo. Él habló con CNN.com para explicar algunos puntos de su libro.
Sobre ‘el filtro de burbujas’ y cómo funciona
Una de las cosas más interesantes sobre el filtro de burbujas es que es invisible. No puedes ver cómo tu internet, los sitios que visitas, difieren de cómo los ven otras personas. Digamos que se separan cada vez más y más.
Hace un par de años, cuando gugleabas algo, obtenías los mismos resultados que los demás. Ahora, al hacer estos experimentos, obtenemos resultados dramáticamente diferentes. Una persona busca en Google y encuentra muchas noticias sobre protestas; otra obtendrá resultados de agencias de viajes con ofertas para visitar Egipto.
Por qué la naturaleza silenciosa de la ‘burbuja’ es algo malo
Sintonizar los canales de noticias de determinada cadena es una cosa; cuando lo haces, sabes cuál es la regla editorial, o sea, el tipo de cosas que esperas ver y el tipo de cosas que sabes que serán editadas y que no saldrán.
Pero con un filtro de noticias de Facebook o con Google News, no sabes lo que estos sitios piensan de ti. No sabes qué se ha editado para no salir. Esto puede realmente distorsionar tu visión del mundo. (Piensa en cómo generalmente sólo te aparecen actualización sobre algunos amigos en tu muro de Noticias de Facebook).
Algunas veces los descubrimientos al azar de artículos traen algunos de los mejores momentos, como cuando aprendes sobre un nuevo proceso, tema o forma de pensar. Es triste que nos perdamos eso para que unas pocas compañías obtengan más clics publicitarios.
Por qué Facebook filtra tu contenido
Google tiene un enorme volumen, que vale por 10 años, de datos agregados (con las búsquedas, Gmail, Mapas y otros servicios). Se trata de terabytes de datos. Esto es parte de la estrategia de este tipo de empresas: almacenar más y más de tus datos en sus servidores para determinar qué grupos de usuarios se parecen en sus gustos. Google ha hecho una labor increíble en este sentido.
A veces, esto puede ser útil. Cuando entro a Google y tecleo “pizza”, los lugares cercanos a mi vecindario aparecen primero. Pero creo que esto es mucho mejor como consumidores que como ciudadanos.
Durante los días del derrame petrolero pedí a unas amigas que guglearan BP. Se trataba de dos mujeres muy parecidas en diversos aspectos. Una obtuvo una gran cantidad de resultados sobre las consecuencias ambientales por el derrame. La otra simplemente obtuvo información sobre inversiones y nada sobre el vertido.
Las ventajas privadas y desventajas públicas
Hay muchas formas en las que todo esto es muy útil, sobre todo para que los consumidores encuentren productos adecuados a sus gustos. Pero para los ciudadanos significa problemas. La democracia actual requiere que todo el público sea capaz de ver problemas comunes, y los aborde, y que se permitan salir de sus intereses cerrados.
Esto provoca que cada paso sea muy complicado. Los problemas que uno ve podrían no ser los mismos que ven los demás. Creo que sería más fácil escuchar lo que realmente quieres escuchar. Pero eso no te vuelve en un buen ciudadano.
Lo que hay que hacer
Parte de la solución para estas empresas es que acepten que lo que hacen es importante, pero que no pueden expresar: “No nos molesten, sólo damos a la gente lo que ellos quieren”.
Si miramos la historia de cómo fluye la información, veremos que hubo un momento en que los periódicos estaban, en cierto modo, en el predicamento en que ahora están Google y Facebook: ¿cómo hacer para que más gente compre más copias? Entonces hubo un cambio a principios del siglo 20. Necesitaban ser mejores y los lectores y consumidores esperaban que así sucediera.
Ahora, lo que necesitamos es que la gente que desarrolla estos algoritmos sepa que deben mejorarlos y que los consumidores que aguanten la presión de exigir estos cambios. (Mexico.cnn.com)

También podría gustarte Más del autor